El 1 de enero de 2022 los EE.UU. iniciaron oficialmente la reducción gradual de los refrigerantes HFC

Reducción gradual del uso de refrigerantes HFC en los EE.UU.

El 1 de enero de 2022, EE. UU. comenzó oficialmente la reducción gradual de los refrigerantes hidrofluorocarbonos HFC, como el R-410A y el R-404A. A partir de este año, la producción de refrigerantes HFC se reducirá en un 10 %. En 2024 la producción deberá reducirse al 60 % de la línea de base establecida por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y por el Protocolo de Montreal.

Estos recortes de producción son el resultado de la Ley Estadounidense de Innovación en la Fabricación (AIM), que se convirtió en ley en diciembre de 2020.  Según esta legislación, el Congreso otorgó a la EPA la autoridad para reducir gradualmente el consumo y la producción de refrigerantes HFC con alto potencial de calentamiento global PCG en los EE.UU. en un 85% en los próximos 15 años.

La más reciente transición de refrigerantes, eliminó a los refrigerantes hidrocloroflourocarbonos HCFC como el R-22 y el R-141b por agotar a la capa de ozono. Esta nueva transición de refrigerantes reducirá gradualmente a los HFC como el R-410A y el R-404A por su elevado PCG.

La seguridad es un gran problema con esta transición

La última transición pasó de un refrigerante no inflamable A1 como el R-22 al R-410A que también no es inflamble. En esta transición los dos refrigerantes de bajo PCG designados para reemplazar al R-410A en los equipos nuevos de aire acondicionado son el R-32 y el R-454B. Ambos son ligeramente inflamables A2L.

Nota: Es muy difícil provocar la ignición de un refrigerante A2L

Estos refrigerantes tienen una velocidad de incineración baja y una energía mínima de ignición alta, lo que significa que se necesita una elevada fuente de ignición para encenderlos. AHRI ha llevado a cabo numerosos proyectos de investigación de refrigerantes inflamables que simulan condiciones de la vida real. El informe final confirma que la mayoría de las posibles fuentes de ignición ubicadas en el interiros de casas habitación, edificios de oficinas y/o edificios habitacionales carecen de suficiente energía para encender los refrigerantes A2L.

Se debe tener en cuenta que todos los refrigerantes A2L están aprobados por el programa Significant New Alternatives Policy (SNAP) de la EPA. Bajo este proceso, la EPA considera la seguridad, toxicidad, inflamabilidad y otros factores ambientales antes de aprobar cualquier refrigerante nuevo, y todos los refrigerantes inflamables están sujetos a requisitos de seguridad adicionales.

La Regla 23 de SNAP de la EPA enumera seis refrigerantes A2L: R-452B, R-454A, R-454B, R-454C, R-457A y R-32

Es probable que los equipos que contienen refrigerante A2L no estén disponibles hasta el 2025, porque la mayoría de los códigos de construcción no permiten la instalación de equipos de refrigeración que contienen refrigerantes A2L. Se estima que la actualización del código mecánico internacional versión 2024 incluya el uso de refrigerantes A2L.

Una vez que el equipo A2L esté disponible, los técnicos encontrarán que no son muy diferentes de los equipos para R-410A residenciales y comerciales. Sin embargo, como refrigerante clasificado como ligerantes inflamable, el equipo A2L tendrá características especiales para garantizar un funcionamiento seguro, según la norma de seguridad UL 60335-2-40, tercera edición. Los nuevos equipos incluirán un etiquetado especial, y un sistema de detección de refrigerante (SDR), necesarios para todos los sistemas instalados en un espacio ocupado que superen un límite de carga de refrigerante.

El SDR es un dispositivo intregado en el equipo que detecta la presencia de refrigerante.

Si hay una fuga de A2L y la concentración de refrigerante supera el umbral predefinido, el SDR comunicará que el equipo HVAC debe iniciar acciones de mitigación, como activar ventiladores para diluir la concentración de refrigerante para mantener una concentración muy por debajo del límite de inflamabilidad.

La EPA emitió las líneas base de producción y consumo de HFC, así como también describió el cronograma de reducción gradual. Como parte del proceso de elaboración de normas, la EPA concedió múltiples peticiones que buscan restringir aún más el uso de HFC en equipos de aire acondicionado y refrigeración.

Las peticiones hechas por grupos ambientalistas, y la industria HVACR, buscan prohibir el uso de R-410A en los equipos nuevos de aire acondicionado residenciales y comerciales a partir del 1 de enero de 2025.

Las regulaciones de reducción gradual de HFC, tienen como límite permitir refrigerantes que tengan un PCG de 750 para equipos nuevos de aire acondicionado a partir de 2025, mientras que los fabricantes de sistemas VRF tienen hasta 2026 para cumplir con el nuevo límite.

En lo que respecta a los equipos autocontenidos de refrigeración comercial, una de las peticiones concedidas exige seguir el límite de PCG en 150 para instalaciones nuevas o remodeladas que utilicen equipos que contengan más de 50 libras de refrigerante, a partir del 1 de enero de 2023. Otra petición solicita que los límites de PCG sean de 1500 a 2200, a partir del 1 de enero de 2022. Esta petición detonará el uso de refrigerantes como el R-449A y el R-448A.

Fuentes:
1. achrnews.com/
2. epa.gov/snap/snap-regulations
3. epw.senate.gov
4. hoja-informativa-5/